tipos-de-inodoros-cuartos-de-baño-udvecindario.es

Las mejores opciones sobre inodoros para tus cuartos de baño

Un elemento indispensable de nuestros cuartos de baño es el inodoro. Al momento de elegir uno, es importante considerar aspectos funcionales, estéticos, fabricación, así como su empatía con el medio ambiente.

El cual debe tener un funcionamiento óptimo para asegurar el reducir el consumo de agua, drenaje tapado e incluso inundaciones del cuarto de baño. Para elegir un sanitario adecuado se deben tener en cuenta sus características generales,  pues existen muchísimos tipos de excusados con diferentes mecanismos y particularidades.

Existen tres tipos principales de inodoros; pedestal es el clásico y más usado; colgado o empotrado a pared, deja libre el piso;  turco o sin asiento con cierre hidráulico que lo diferencia de la letrina.

Lo primero que debes considerar si vas a poner un baño nuevo o a cambiar el que tienes, es la distancia de la instalación, es decir cuánto mide del muro al agujero del desagüe. La medida estándar es de 30.5 pero puede variar dependiendo de los modelos y marcas. Fíjate que esta medida sea especificada al adquirir y preguntar al vendedor.

Los excusados actuales vienen en una sola pieza aunque los sigue habiendo de dos, la taza y el tanque. Los de una pieza tienen integrado el tanque lo que los hace más fácil de lavar y evita la acumulación de bacterias, además no hay posibilidades de fugas entre el tanque y la taza.

La forma de la taza puede ser redonda u alargada y depende de cuánto espacio tengas en tu cuarto de baño. La de forma alargada suele ser más cómoda para el usuario.

En estilo encontramos que hay tazas que tienen la trampa del sifón oculta y otras visibles. Las que la traen oculta también resultan más sencillas de limpiar y evita la acumulación de polvo además que los hace más estéticos.

Capacidad de descarga y sistema

Todos los inodoros se clasifican según; la capacidad que tienen de desalojar los desechos la potencia y la capacidad de las descargas. Los hay con capacidad de desalojar de los 350 a los 1000 gramos; de una descarga que arrojan 4.8 o 6 litros y de doble descarga que arrojan 3 y 5 o 4 y 6.

El sistema más utilizado para los inodoros domésticos es el de flujo por gravedad el cual funciona al accionar una palanca o un botón que hacen que el agua caiga hacia la taza arrastrando el contenido hacia las cañerías utilizando un sifón y la fuerza de gravedad.

Existe el sistema asistido por presión, el cual aprovecha la presión de las tuberías empujando el aire con un chorro de agua que limpia y desaloja la taza más efectivamente. Este sistema es más costoso por la especialización de sus piezas y se utiliza comúnmente en edificios.

Estas son las características generales de los inodoros comunes, la decisión de compra depende además de tu gusto, necesidades y presupuesto. Estándar el cual utiliza 6 litros de agua por descarga. Ecológico un sanitario para poder ser catalogado como ecológico, debe gastar 4.8 ls de agua por cada descarga.

Sanitarios de una pieza

Son de fácil instalación. La limpieza es muy sencilla. Ideales para áreas con poco tráfico de personas. Uso moderado.

 Sanitarios de dos piezas

Su tanque y taza son independientes, por lo que requieren mayor trabajo en la instalación. Cuentan con mayor capacidad y fuerza al momento de descargar. Son de gran utilidad en grandes espacios. Uso muy frecuente.

Inodoros-cuartos-de-baño-udvecindario.es

Tipos de inodoros

En función del tanque de agua, existen inodoros de tanque bajo, tanque bajo compacto, tanque alto, tanque suspendido o tanque integrado.

  • Tanque bajo: Es el más común y se caracteriza por llevar el tanque que acumula el agua justo encima de la taza.
  • Tanque bajo compacto: Va totalmente pegado a la pared; por eso ocupa mucho menos espacio que el anterior y evita la acumulación de suciedad en el espacio entre la pared y el inodoro.
  • Tanque alto: Fue el primer modelo en comercializarse en el mercado pero; desde la aparición del inodoro de tanque bajo, prácticamente ya no se utiliza. Se caracteriza por tener el tanque de acumulación colgado en la pared y separado de la taza. La comunicación entre ambos se realiza mediante un tubo llamado bajante.
  • Inodoro suspendido: Con un diseño más actual, la taza está colgada a la pared  y se puede limpiar fácilmente al fregar el suelo. Se instala con un sistema de empotrar que contiene el tanque y los mecanismos. El modelo de inodoro suspendido puede ser una excelente opción para espacios muy reducidos.
  • Inodoro con tanque integrado: Es una novedad en el mercado y su principal característica es que el tanque de acumulación de agua está integrado en la misma taza. Esto facilita su colocación porque evita tener que instalar los mecanismos de descarga. Este tipo de inodoro puede ser suspendido o de instalación a suelo y; al no llevar tanque, su tamaño es muy reducido.

Puedes escoger el que más se adapte a tu estilo, y por supuesto el que vaya más de acorde con la decoración de tu cuarto de baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *