Jabones-Mamparas-de-ducha-udvecindario.es

Mamparas de ducha: jabones según tu PH conoce tu piel

Vamos a ver a quien no le gusta ducharse o bañarse dentro de una bañera, a todos y sabemos que productos usar para nuestro cuidado corporal a la hora de entrar a el maravilloso mundo de las mamparas de ducha. Por eso hablaremos un poco sobre el jabón que  es un producto personal que nos acompaña durante todos los días de nuestra vida. Su función principal es mantener limpia nuestra piel protegiéndola de agentes externos, pero además, dependiendo de sus componentes, puede ser muy útil para mejorar el aspecto de la piel e incluso puede ser de gran ayuda para tratar o evitar algunas enfermedades superficiales.

Generalmente la población sólo accede a un jabón común, sin embargo existen casos especiales donde según su dermatología se usa uno en específico. A continuación daremos a conocer los tipos de jabones existentes.

Tipos de jabones

Antes de decidir adquirir un limpiador de piel no común, es recomendable consultar con un médico o dermatólogo para que  después de observar y diagnosticar nuestra piel, sugiera el más adecuado.

jabones-neutro-Mamparas-de-ducha-udvecindario.es

Jabón común:

Se conoce con este nombre al que está elaborado por lo general con sebo grasoso y sodio o potasio y suele estar recomendado para todo tipo de pieles, por eso es el que se encuentra en más hogares y es indispensable en los estante de mamparas de duchas cerca y a la mano a la hora de entrar a ducharse y proteger la piel sin tantos preámbulo.

Jabón neutro:

La mayoría de expertos coinciden en que el jabón más adecuado para la piel es aquel que tenga un ph similar al de la piel por ello para muchos este tipo de jabón es la mejor opción. Durante su elaboración no se le ha añadido ni aroma ni color artificial, es hipoalergénico y su ph es de entre cinco y siete. Se caracteriza por estar recomendado para los baños de los bebés y para el lavado de las zonas íntimas o todas aquellas que requieren un cuidado especial.

Jabón humectante:

Es aquel que generalmente está elaborado con aceites vegetales o grasas enriquecidas con aceite de oliva o de avellana entre otros igual de saludables.

Como su propio nombre indica está creado especialmente para pieles que requieren mayor humedad por estar demasiado secas.

Jabón de glicerina:

Al contrario que el anterior, este tipo de jabón, por su composición, tiende a resecar la piel. Por ello, aunque parezca que no es saludable, está indicado para aquellas pieles más grasas.

Jabón dermatológico:

Utilizado especialmente para tratar problemas de piel irritada, de acné o de puntos negros, este tipo de jabón está elaborado con componentes que ayudan a cerrar los poros de la piel.

Jabón terapéutico:

Es aquel que los dermatólogos recomiendan para tratar enfermedades cutáneas como la Psoriasis, las micosis cutáneas, etc.

Jabón antibacterial:

Como su propio nombre indica, está recomendado especialmente para prevenir o combatir la aparición de bacterias e infecciones en la piel. Sin embargo, no conviene usarlo como jabón habitual ya que podría tener un efecto nocivo en la piel al alterar la barrera protectora de la zona donde se aplicase.

Jabón suave:

se caracteriza por estar elaborado pensando en las pieles más sensibles y con compuestos de aguas termales.

Aromas-jabones-Mamparas-de-jabones-udvecindario.es

Jabón aromático:

elaborado con esencias frutales o florales, este tipo de jabón si bien no está especialmente recomendado para el cuidado de la piel, sí que es muy utilizado para tratamientos relajantes y en terapias naturales como la aromaterapia.

Jabón de avena:

gracias a sus componentes, este jabón se caracteriza por tener propiedades emolientes, suavizantes y cicatrizantes. Por ello, su uso está recomendado para pieles secas o muy sensibles.

Un jabón como ya lo recalcamos, es un elemento de higiene personal que hay en todos los hogares del mundo y por partida doble. También son parte fundamental de la cocina, como decoración y en el baño específicamente en la mamparas de ducha.

Como dato importante de resaltar tenemos que el PH de la piel es una sustancia que nos dice cuanta cantidad de acidez o suavidad tenemos en la piel. Así podemos explicar porque una persona tiene la piel como el trasero de un bebe o es muy áspera.

Que esperas anímate  a conocer más sobre los jabones que según tu piel debes usar y colócalo en tu estante de mamparas de ducha para tenerlo siempre a tu mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *